WRITER & PHOTO HUMANISTIC
Las fotografías destilaban palidez de colores, cierto aire sórdido y rancio, pero especialmente un barniz de marcialidad que desprendía cada aparición del canciller Sadam Husein, por mucho que sus asustados colaboradores trataran de maquillarlo